ENTRE TU PIEL




Dancé desnuda entre tu piel,
la humedad de tu sudor 
prendió en mis pasos sin medida.

De mi cuerpo brotaron giros encendidos,
el fuego bulló en tus poros,
ardió en tus venas,
habitó tu entraña.



© Mercedes Ridocci