MI DANZA - LA MEUA DANSA




MI DANZA

Mi danza no lleva zapatillas aladas,
ni vuela sobre puntas de pie
ni se sostiene sobre espalda inflexible
ni lleva tutú
ni habla de bellas princesas
ni camina sobre falsos paraísos.

Mi danza se enraíza en tierra
y mis pies están descalzos,
mi espalda se retuerce, ondula o se estira
cual animal felino,
mis manos pueden ser violentas o tiernas
mis brazos ser alas o patas,
mi danza camina entre el cielo y el infierno.


© Mercedes Ridocci




LA MEUA DANSA

La meua dansa no porta sabatilles alades,
ni vola dalt de puntes de peu
ni se sosté damunt d'esquena inflexible
ni du tutú
ni parla de belles princeses
ni camina per paradisos falsos.


La meua dansa s'arrela a la terra
i els meus peus resten descalços,
la meua esquena es retorç, oneja o s'estira
com animal felí,
les meues mans poden ser violentes o tendres
el meus braços ales o potes,
la meua dansa camina entre el cel i l'infern.


Comentario adjunto a la traducción

Mercedes:
Cierto, así tu poesía en la que hay danza de epitalamio, pero también -y sin transición- danza de la Muerte. Guirnaldas, vino y plectro de la siesta animada, pero, por contra, turba, copela y guadaña de lecho inhospitalario, como señaló don Antonio Machado en un momento de aherrojo y recuerdo de cierto pintor romántico francés que, al cabo, habría de inspirar "Las exequias de Athala"...
Pere