Imagen - Los amantes - Rene Magritte 


Creyeron los viejos amantes
que la luz vivida podría cegar las sombras 
sepultadas en el pálpito de sus corazones
desenterrarlas a cuatro manos,
pero sus yemas encallecidas y torpes
estallan en navajas de lengua
sudan sangre las heridas.

Enlazados con las fibras del desgarro
lloran los viejos amantes sobre su sueño soñado
beben del zumo de sus aguas
rocían la rosa de sus espinas
se bañan entre abrojos de pasión.


© Mercedes Ridocci